jueves, 1 de junio de 2017

1984



Me acabo de leer 1984 de Orwell.
Resultado de imagen de 1984
En una sociedad dominada por un régimen totalitario, en la que la gente vive bajo la asfixiante omnipresencia del Gran Hermano, y donde la gran mayoría está sometida a un control y propaganda que impide pensar críticamente. Winston Smith, un trabajador de el Ministerio de la Verdad, (dedicado a reescribir la Historia)
decide rebelarse contra el sistema desafiando a la infalible Policía del pensamiento.    
Aunque personalmente los libros de Orwell no me gustan mucho, reconozco que detrás de una historia aparentemente sencilla, se esconde un complejo trasfondo que  los hace muy interesantes.

La revolución neolítica



La revolución neolítica es la primera trasformación radical en la forma de vida de la humanidad.
Con la llegada de la agricultura y la ganadería los grupos nómadas, que hasta el momento vivían de la recolección la caza y la pesca empiezan a agruparse en grupos mas grandes, y a asentarse, formando aldeas.
Es curioso ver como la raza humana, que de alguna manera formaba parte del orden natural (es decir que vivía un poco, como un animal más, cazando y recolectando) cambia sus costumbres con lo que rompe ese orden, empieza a crecer saltándose la selección natural (debido a la mayor seguridad y abundancia de alimentos) y provoca un gran cambio en todo el ecosistema.

La necesidad de conservar los alimentos generó el desarrollo de nuevas técnicas y artesanías como la cerámica y la cestería. La excedencia de los mismos, permitió la aparición del comercio, la especialización de empleos, y la acentuación de las diferencias sociales.

También se produce una aceleración histórica, hecho que aún se nota en nuestros días y por el que parece que el progreso (tanto de la ciencia como de la tecnología) avanza cada vez mas rápido.

Es decir, que por una parte hubo un increíble avance tecnológico, y por otro un gran cambio en el orden natural.



Principales centros de desarrollo primario de la agricultura: